Mujeres tatuadoras a través de la historia

Mujeres tatuadoras a través de la historia

El origen de los tatuajes se remonta a tiempos inmemoriales. A través de su evolución en pueblos originarios alrededor del mundo, fue conocido siempre como un arte hecho por y para hombres. En la actualidad las mujeres tatuadoras han abierto su propio camino en la industria del tatuaje, demostrando su capacidad y empoderamiento.

La primera tatuadora de la historia

Su nombre es Maud Wagner, contorsionista y tatuadora norteamericana, nacida en 1877. Desde joven trabajó en ferias rodantes y, en una función de circo, conoció a Gus Wagner, distinguido como “el hombre más tatuado de América”.

A cambio de una cita, Gus le enseñó a tatuar con la técnica del stick and poke, en la que se necesita únicamente una aguja y tinta. Tiempo después, Maud se volvió experta en el arte y empezaron a tatuarse mutuamente. 

Volvieron sus lienzos corporales un negocio: se exhibían como personas “hipertatuadas” en freak shows, donde Maud rompió el estereotipo de que las mujeres tatuadas eran criminales, prostitutas o indigentes. 

Con esto inició una “rebeldía” de la mujer en contra del estigma que la perseguía: discreta, retocada, callada y obediente. Los tatuajes eran una expresión individual, parte de la identidad de una persona y una declaración de poder. Fue una de las tantas formas con la que la mujer afirmó “hago lo que quiero con mi cuerpo, mi imagen y mi pensamiento”.

Olive Oatman

Una de la primeras mujeres tatuadas en occidente.

Después de la muerte de su familia, fue adoptada por una tribu Mohave en 1858, quienes le hicieron un tatuaje tradicional en la barbilla.

Tras volver a la civilización, los trajes victorianos con los que la vistieron no podrían ocultar su pasado con los indios por el tatuaje que adornaba su barbilla. La llamaban “la mujer del tatuaje azul”. Lo que no todo el mundo sabía era que también tenía tatuajes llamativos en sus brazos y piernas, los cuales nunca volvieron a ver la luz del sol.

olive oatman

Las mujeres tatuadoras en la actualidad

simone

Existen varios nombres que resaltan por su talento como el de Simone Pfaff, quien es una tatuadora y música alemana a la cual se le atribuye, junto a Volko Merschky, el estilo Trash Polka

Esta clase de tatuaje mezcla elementos gráficos y naturales con figuras fotorrealistas, pintadas en negro y rojo. 

Su objetivo principal es alejarse del tatuaje tradicional y no respetar ninguna regla; crear collages de cosas al azar que no se relacionan entre sí. La técnica es tan compleja, que solamente algunos artistas en el mundo la pueden replicar.

Angelique Houtkamp

También se ha hecho de un nombre por su estilo que combina los piratas y la cultura pop, tatuando en sus clientes un homenaje a los tatuajes que llevaban los marineros del siglo XIX.

La interacción de Houtkamp con la cultura del tatuaje se hizo más prominente después de doce años de trabajar en una colección de trabajos ocasionales, decidió aprender a tatuar en 1998. 

En la mente de Houtkamp, ​​los tatuajes están conectados con las emociones relacionadas con la atracción, la repelencia, la vida, la muerte, el miedo y el poder. 

ANGELIQUE HOUTKAMP

Sin duda, las mujeres tatuadoras han marcado su terreno, empoderandose dentro del mundo del tatuaje, al mismo tiempo que ofrecen una nueva perspectiva del mundo a través de su arte.

cotiza tu tatuaje infierno tatuajes

ARTÍCULOS RELACIONADOS